El camino real

Jiaoyuan Fa Shakya
Jiaoyuan Fa Shakya
Queridos amigos,
A veces la gente piensa que porque el Budismo Zen enfatiza la “simplicidad elegante” todo el trabajo duro de aprender los conceptos básicos de las Cuatro Nobles Verdades y el Camino Óctuple pueden ser eliminados. Ellos quieren pasar directamente a la meditación, que es lo que la palabra “Zen” (o Chan, en Chino) significa en realidad. Pero hay disciplinas en la personalidad y el carácter que deben ser dominadas antes de que la mente sea preparada para entrar en estados trascendentales. Sin embargo, algunas personas tratan de pasar por alto los aspectos básicos y simplemente sentarse en un cojín y seguir algunas instrucciones acerca de entrar en el estado de meditación y esperan ser recompensados ​​con la Iluminación.
Hace mucho tiempo, el geómetra Euclides fue llamado a Egipto para enseñar geometría a un joven faraón. Comenzó con la forma habitual, a discutir proposiciones, teoremas, axiomas, leyes, y así sucesivamente. El joven faraón estaba seguro de que la geometría tenía que ver con los ángulos y círculos y no veía ninguna razón para estudiar las palabras aburridas. Quería jugar con el compás y la regla. Y así, se quejó, diciendo a Euclides que se diera prisa para llegar al tema de la geometría.
Euclides entonces le explicó que para aprender geometría, era necesario proceder a lo largo de una ruta ardua de conocimientos básicos.
“Yo soy el faraón!” el joven monarca proclamó. “Insisto en que Usted me muestre un atajo!”
Euclides le dijo entonces la famosa frase, “Señor, no hay Camino Real a la geometría.”
Y lo mismo ocurre con muchos de los nuevos estudiantes del Zen. Muchos no quieren seguir el arduo camino de cultivar un carácter virtuoso y superar los obstáculos de carácter débil. Ellos no quieren hacer el trabajo que debe proceder el resultado. No existe un Camino Real al Zen.